Archivo de la etiqueta: movilidad urbana

Que el árbol no impida ver el bosque

TranviaInquieta apreciar que cuanto más se habla del tranvía en Jaén, menos del transporte público y la movilidad urbana.

Anuncios

Zapatos

Este es el corto ganador del I Concurso de Cortos de Accesibilidad convocado por FEJIDIF

Su autor es Ricardo Rocío Blanco, un venezolano residente en Jaén, músico, pintor y artista polifacético. El corto puede verse también en Youtube y Televeo

El tranvía de Jaén (2)

 

Ctra. de Madrid sin tranvía

Ctra. de Madrid sin tranvía

Dos círculos viciosos (la idea creo que se la escuché a un ecologista) inciden en el transporte público:

  1. Elegimos movernos en coche por lo que hay más coches y más tráfico, esto acarrea más congestión y atascos, por lo que disminuye la velocidad y eficacia del transporte público, por tanto, usamos menos el transporte público lo que reduce su oferta para, por último, optar por movernos en coche.
  2. Elegimos movernos en coche lo que incrementa la contaminación, el ruido y los accidentes;  esto acarrea que vivir en la ciudad comience a no ser agradable por lo que nos mudamos fuera de las mismas lo que nos lleva a la necesidad de usar el coche.

Noam Chomsky en su libro “Dos horas de lucidez”, señala: “Durante los años 50, el gobierno de los Estados Unidos lanzó uno de los programas de ingeniería social más vastos de todos los tiempos. Se trataba de desmantelar la red de transporte público (el ferrocarril) en beneficio de la carretera y los aviones (…). Fue comprada por tres compañías: General Motors, Firestone y Standard Oil. La desmantelaron para privilegiar el transporte por carretera, con lo cual podían ganar mucho dinero. Fueron acusadas de connivencia ilícita y condenadas a pagar una cantidad ridícula, del orden de cinco mil dólares. Después, el gobierno americano, pretextando intereses de defensa nacional, construyó una red de autopistas (…). Simultáneamente, destruyó las vías de tren y construyó aeropuertos. El resultado fue la creación de un sistema de transporte basado en la lógica industrial en vez de una lógica de servicio público”. Las consecuencias de todo esto, señala Chomsky, fueron: “Consecuencias inmensas, empezando por la decadencia de los centros de las ciudades y el desplazamiento de los habitantes hacia la periferia. Las ciudades ya no tienen centro, la gente vive en los alrededores, donde hay los grandes centros comerciales (…). Este programa gigantesco de ingeniería social, pensado para enriquecer a los constructores de coches, los fabricantes de neumáticos y las compañías petrolíferas, tuvo un impacto terrible en la sociedad, los esquemas de consumo y las relaciones individuales”.  ¿Nos suena?

Paralelamente llevamos decenios bombardeados por la publicidad del automóvil: ¿Te gusta conducir? ¿Quieres independencia, libertad, sentirte dueña de tu destino? Pues no queda otra que comprarte un carro. Así podrás ir donde tu quieras (siempre que haya carreteras). Hemos estudiado el mercado, calculado lo que puedes pagar y te seducimos para que lo compres (te damos un crédito), lo conduzcas, pierdas el tiempo en él o para él: al volante, en el taller, el seguro, trabajando para comprarlo-mantenerlo-renovarlo. Y te llenamos de temperamento: serás incapaz de enfrentarte a tus jefes, a tus políticos, incluso a tu vida, pero dentro de tu coche puedes insultar a otros, amenazar,  ¡fuera complejos!

Tranvía en la Crtra. de Madrid

Tranvía en la Crtra. de Madrid

Por su costo, trazado, politización, ausencia de un Plan de Movilidad Urbana y, por la propia mentalidad de los jienenses, lo más seguro es que el tranvía en Jaén no solucione nada, pero es transporte público y me gusta.