Archivo de la etiqueta: David Padilla

Al infierno con la cultura

Tenía muchas ganas de leer a Herbert Read; con la pretensión -quizá- de adquirir armas con las que subvertir y cuestionar la autoridad, cualquier autoridad. Así que me he hecho con Al infierno con la culturaLa niña verde.

Ydáñez

Ydáñez

El viernes -que empecé Al infierno con la culturacoincidió que visité la exposición Desde Jaén 25 miradas, exposición colectiva de artistas de Jaén en la Universidad.

Miguel Scheroff. Cabeza de ciervo

Miguel Scheroff. Cabeza de ciervo

Comencé la visita nada mas terminar la cita de Eric Gill con la que se encabeza el primer ensayo y que concluía:

… Al infierno con la cultura: la cultura es una cosa que se añade, como si de una salsa se tratara, a un pescado que no está fresco y que, sin ella, tendría muy mal sabor.

Natividad Jiménez. Abrazo de las hojas de ginkgo azul

Natividad Jiménez. Abrazo de las hojas de ginkgo azul

Belin. Eterna juventud

Belin. Eterna juventud

Inca Quesada Bayona. Purgatorio III

Inca Quesada Bayona. Purgatorio III

David Padilla. Alfredo, mendigo con nombre

David Padilla. Alfredo, mendigo con nombre

El estado del arte

Tras la conversión a chatarra de Inercias de David Padilla, se me ocurrió “apatrullar” la ciudad para ver el estado de las esculturas que se colocaron cuando ella. Un agradable paseo pero sin sorpresas: un mucho de abandono, alguna amputación, dejadez… Lo normal en esta ciudad. Pasen y vean.

6

1 5

 

 

 

 

 

 

 

 

 

3 2

 

 

 

 

 

 

 

 

 

4

¡Qué ciudad!

Inercias de David Padilla 

 

Inercias de David Padilla (Foto tomada de su blog)

Me enteré de la noticia a través del blog de Cortés Zarrías Homo temporum, y luego la corroboré en el del autor de la obra, David Padilla. No lo podía creer y me acerqué al escenario del crimen en busca de certezas.

Aquí había una escultura

Aquí había una escultura

La historia es simple. Inercias, la obra de un artista de Jaén, comprada con fondos del ayuntamiento y expuesta en la céntrica Plaza de San Francisco, un buen día es arrancada, llevada a un depósito, destruida y convertida en chatarra. Fin de la historia.

Se comenta que, cuando conoció el hecho, Fernando Botero expresó un inmenso deseo de exponer en las plazas públicas jiennenses.

También, dicen, se ha podido apreciar últimamente una extraña actividad en la tumba de Jacinto Higueras.