Archivo de la etiqueta: cámara oscura

La cámara oscura de Capuchinos

A Jaén le sientan bien estos días variables. Nubes y cielo azul, sol y lluvia.

En la mañana del de hoy me acerqué a la recién inaugurada cámara oscura de Capuchinos -en la Alameda-, una suerte de caverna platónica donde no llega el confuso eco de los ruidos de la ciudad y donde la realidad se transforma en representación tan verdadera, tan nueva que, la imagen de este imaginario Jaén proyectada en esa negra cueva, se convierte en imitación, en arte.

Cámara oscura de Capuchinos

Cámara oscura

¿Un bidón?

No, una cámara de fotos.

otra…

…y muchas más

… y con ellas es posible hacer fotos como ésta

… o esta otra

La magia de la fotografía. Antiguas Técnicas en la gestación de Nuevos Conceptos es el nombre de la exposición del fotógrafo israelí Ilan Wolff en la Universidad de Jaén.

Como el propio autor señala en el catálogo, simplicidad en la técnica y uso de materiales primarios. Usando técnicas antiguas, Ilan empezó convirtiendo cajas y objetos en cámaras, primero cuadradas, luego cilíndricas (lo que desfiguraba la imagen), para pasar a convertir su furgoneta en cuarto oscuro móvil, y hasta su estudio en París (lo que le permitía poder trabajar y experimentar desde dentro de la propia cámara). ¿A que escritor no le gustaría formar parte del lenguaje mientras escribe?

Su dominio de la cámara oscura, la estenopeica y el fotograma le ha llevado a la invención de nuevas técnicas que ha bautizado como calorigrama (fotograma creado sólo por energía térmica), naturagrama (imagen fotográfica conseguida por la manipulación del revelado usando las manos y diversos objetos, más reveladores de diferente graduación), lunagrama (fotogramas creados a partir de la luz de la luna llena)..

La magia de la luz y la oscuridad.

Ilan Wolff

 

Alfarero

I Feria de Artesanía de Jaén

Del 13 al 17 de mayo, justo debajo de la mona, estuvo montada la I Feria de Artesanía organizada por el Vivero de Artesanas y la Asociación El SUK. Increíble lo qué se puede hacer con las manos, materiales básicos e imaginación. 

Como un artesano de la fotografía podemos denominar al artista israelí Ilan Wolff, quien hoy termina de impartir un curso de fotografía estenopeica en el Centro del Profesorado de Jaén. La fotografía estonopeica es la que se hace sin lentes, sólo basta con dejar que la luz pase por un diminuto agujero (estenopo) de tamaño aproximado al que haría una fina aguja de coser (en inglés se conoce a este tipo de fotografía como ‘pinhole’).

Así, para hacer este tipo de fotos sólo necesitaremos una ‘cámara oscura’ que puede ser cualquier tipo de caja o recipiente estanco a la luz (desde una caja de cartón a latas de alimentos), en uno de cuyos lados se ha practicado este minúsculo agujero mientras que en el lado opuesto se sitúa cualquier tipo de material fotosensible (película o papel fotográficos, etc.). Después, basta con abrir el estenopo (que lógicamente ha de permanecer cerrado para no velar el material fotosensible) durante el tiempo de exposición, volver a tapar el estenopo, y ya está. El material fotosensible habrá formado una imagen latente (‘negativo’) de aquello que hayamos fotografiado. A continuación vendría el proceso de revelado, similar al de la fotografía convencional.

Pues bien, con algo tan simple, Ilan Wolff consigue realizar fotos tan asombrosas como éstas:

 

París por Ilam Wolff

París por Ilan Wolff

Teruel por Ilam Wolff

Teruel por Ilan Wolff

Aristóteles y Leonardo da Vinci ya fotografiaban con esta técnica y yo me estoy animando a dejar aparcados durante un tiempo los megapixels y los jotapeges.