Archivo de la categoría: anarquismo

Miguel García Vivancos

En el Museo Internacional de Arte Naïf “Manuel Moral” hay una pequeña sala a oscuras, que se ilumina cuando un sensor de movimiento te percibe. Contiene obras de Miguel García Vivancos.

Miguel fue un anarquista, miembro de Los Solidarios, exiliado a Francia tras la Guerra Civil, pintor de tardía vocación.

Con motivo de una exposición en la Galería Mirador de París en 1950, André Breton publicaba la siguiente reseña en Le Libertaire

LA PINTURA: MIGUEL G. VIVANCOS

Como al regresar de los bellos paseos, el crío a horcajadas sobre los hombros del padre –al cruzárselos, se va de la mirada del uno a la del otro, para componer una única mirada, que sería la mirada misma de la felicidad–, como también esas flores-llamas, los alelíes, nunca tan bellos cuanto fuera de alcance, en lo alto de los viejos muros, la pintura de Miguel G. Vivancos nos es una indiscernible lección de fuerza y candidez. El don que ella manifiesta es mucho más que aquel que nos agrada desvelar únicamente en el arte, es lo que sacraliza, a partir de la vida vivida más intensamente, la más elevada posibilidad de recomienzo de la vida. El crío para siempre sobre los hombros del hombre, la cima ardiente de un muro que desafía las ruinas, es la mirada de nuestro amigo Vivancos, que fue alternadamente conductor, portuario, pintor de paredes, vidriero, minero, antes de revelarse, al lado de Durruti, uno de los héroes más puros de la guerra de España (es al coronel anarquista Vivancos a quien se debe la toma de Teruel en diciembre de 1937; fue él quien, en tanto que comandante militar de Puigcerdà, organizó de manera impecable la evacuación hacia Francia de setenta mil republicanos). En este 14 de abril de 1950, día del aniversario de la proclamación de la República española, tengo la honra de saludar al hombre a quien la derrota momentánea de sus ideas y cinco años de campo de concentración en Francia no abatieron para nada y cuyo sorprendente destino es saber exaltar, hoy, como ningún otro, lo que supo defender: la simplicidad de un pueblo, la primavera de un castaño, las viejas piedras de la historia, la cúpula en marcha de las naranjas, las tiendecitas que sueñan y el deslumbramiento filosofal de los trigos maduros.

André Breton Le Libertaire, 21 de abril de 1950

Anuncios

Un falansterio en Otíñar

Pues sí. Nos hemos decidido. Vamos a montar un falansterio en Otíñar. O una comuna. O un kibutz. O un humanisferio.
Quizá la revolución sólo consista en crear alternativas al Estado y ver como estas formas de organización social pueden nacer, crecer y multiplicarse.

Mas, como en la película de Patino, no sé donde empieza la ficción y donde el documento; donde el sueño y donde la historia.

La isla de las flores

Contra el automóvil

La ciudad está mejor sin coches. No es un dogma -siempre cabrá algún marinettista irredento- mas sí algo evidente.

Contra el automóvil. Sobre la libertad de circular,  tal es el título de un pequeño libro editado por Virus en 1996 y que contiene:

– la transcripción de una conferencia que Agustín García Calvo pronunció en San Sebastián en 1992 organizada por grupos contrarios a la construcción de una autovía

– un estudio anarquista sobre el transporte escrito por Colin Ward: La libertad de circular después de la era del motor.

– y un “artículo” de Antonio Estevan: Contra transporte, cercanía

Sobre este tema también he leído, más recientemente, un capítulo del libro de Eduardo Galeano: Patas arriba. La escuela del mundo al revés titulado La impunidad del sagrado motor. Comienza con esta dosis de acidez: “Los derechos humanos se humillan al pie de los derechos de las máquinas. Son cada vez más las ciudades, y sobre todo las ciudades del sur, donde la gente está prohibida. Impunemente, los automóviles usurpan el espacio humano, envenenan el aire y, con frecuencia, asesinan a los intrusos que invaden su territorio conquistado (…..) Este fin de siglo desprecia el transporte público…..

Lo anterior no son más que adornos para difundir que he encontrado en el Internet  la campaña de la CNT de Jaén  Por un transporte digno para Jaén donde proponen una Tabla Reivindicativa que remitirán al Ayuntamiento y que puede firmar quien quiera en la web http://transportedigno.cntjaen.org.es/

Manifiesto

En el muro del antiguo instituto masculino

Mañana Elecciones

Mañana Elecciones, originalmente cargada por Bafomet-Jaén.

Pensamiento

“Si el ser humano no sabe gobernarse a si mismo ¿cómo puede entonces gobernar a los demás? o si por el contrario, sí sabe, ¿para que necesita que le gobiernen?”

No sé de quién es la frase. Algún anarquista, supongo.