Un falansterio en Otíñar

Pues sí. Nos hemos decidido. Vamos a montar un falansterio en Otíñar. O una comuna. O un kibutz. O un humanisferio.
Quizá la revolución sólo consista en crear alternativas al Estado y ver como estas formas de organización social pueden nacer, crecer y multiplicarse.

Mas, como en la película de Patino, no sé donde empieza la ficción y donde el documento; donde el sueño y donde la historia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s