Divina poesía

CatedralEn 1608 se publica en Lisboa, Divina Poesía, obra de un abogado de Jaén llamado Juan de Luque, que contiene, en sus más de 470 páginas, villancicos, romances, sonetos y hasta varias obras dramáticas.

Su autor es casi desconocido (hay, que sepa, un trabajo de D. José Fradejas Lebrero: “Juan de Luque y su Divina Poesía” aparecido en el nº 184, año 2003,  del Boletín del Instituto de Estudios Giennenses, y poco más); y su obra curiosísima. Sirva como ejemplo un soneto que escribió en siete lenguas: española, toscana, latina, francesa, portuguesa, griega y árabe,-dos versos por cada una de ellas-, y, como muestra, estas dos pinceladas de su arte más lírico y popular:

Estábase la monja

en su monasterio,

las teticas blancas

de so el belo negro.

No me las enseñes más

que me matarás.

……………………………………..

Aunque es peligroso el baño

que en la tina, Juan, os dais,

como vos tan sano estáis,

provecho os hace y no daño.

(Este último forma parte de tres villancicos que dedicó “a san Juan Evangelista en la tina” y que refleja lo arraigada que estaba la higiene personal en la época).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s