La Atlántida y Marroquíes Bajos

Gracias a unos comentarios en la entrada que sobre Marroquíes Bajos hice hace algunos días he descubierto a Georgeos Díaz-Montexano y, de los enlaces que me enviaban, en concreto este, transcribo literalmente su interesante contenido:

 

La Atlántida y Marroquíes Bajos

La Atlántida y Marroquíes Bajos

En el año 2004, un científico alemán propuso que en Doñana podría hallarse la acrópolis de Atlantis, a partir de unas imágenes de satélite cedidas por un investigador español y en las que podían observarse unas posibles formaciones circulares similares a la estructura que presentaba la capital de la Atlántida según la descripción de Platón.

Hace dos veranos se produjo una polémica encendida que saltó a casi todos los medios nacionales – y a algunos extranjeros – debido a que unos periodistas de un importante Diario Nacional – en su investigación – descubrieron que el científico alemánRainer W. Kühne literalmente estaba utilizando las fotografías de satélite, hipótesis y descubrimientos de un investigador hispano-cubano, Georgeos Díaz-Montexano, que durante más de quince años investiga la Atlántida de Platón, defendiendo la teoría de que esta era una civilización o emporio de gran importancia que tuvo su asiento principal en Iberia y el Marruecos occidental y cuyo colapso se produjo a finales de la Edad del Bronce Mediterráneo, entre el 1500 o el 1300 antes de Cristo.

Ahora, un equipo de científicos españoles ha creído factible la búsqueda estos posibles restos en el área del Parque de Doñana, en Huelva, junto a la desembocadura del Guadalquivir, río de Andalucía que justamente era conocido en la antigüedad con el nombre de Tartessos, como acreditan varios autores griegos y romanos, en especial el célebre Estrabón.

Hace unos años Díaz-Montexano – partiendo de la base de algunas investigaciones geológicas y sismológicas anteriores realizadas por científicos españoles, portugueses y franceces – logró reconstruir algunas fechas de posibles tsunamis que durante la Edad del bronce y principios de la Edad del Hierro pudieron afectar en gran medida toda la costa suroeste de Andalucía, desde Gibraltar hasta Huelva, y probablemente hasta el Cabo de San Vicente en Portugal. Entre las fechas de tsunamis precedidos por grandes terremotos propuestas por el investigador hispano-cubano para esta época de finales de la Edad del Bronce se hallan el 1500 y el 1300 antes de Cristo.

Recientemente, lo que no era más que una hipótesis de trabajo del citado investigador, ahora parece que podría ser confirmado gracias a los estudios científicos realizados por el equipo de investigadores españoles encabezado por Sebastián Celestino y Juan Villarías Robles, ambos del CSIC, y Ángel León, historiador y profesor de secundaria de la Fundación Hogar del Empleado (Fuhem) y el geólogo y profesor de la Universidad de Huelva Antonio Rodríguez quienes han descubierto muestras del subsuelo de Doñana, tomadas el verano pasado, que confirman la existencia de al menos dos posibles tsunamis. Como explica el geólogo Antonio Rodriguez: “…Donde tenía que haber sólo arcilla -procedente de la sedimentación normal de una zona permanentemente anegada por el agua- hay dos capas que pueden tener un metro de concentración de arena…”. Según el científico de la Universidad de Huelva, esto quiere decir que se produjeron dos episodios violentos, probablemente tsunamis, y trabajos anteriores han encontrado muy cerca evidencias de otros dos posibles tsunamis: uno sobre el año 1500 antes de Cristo, una de las fechas propuestas por Georgeos Díaz-Montexano, y otro en el 255 después de Cristo. Según estos científicos españoles, al menos uno de los dostsunamis registrados en la marisma de Doñana, estaría entonces entre esas dos fechas. “…Esto cuadra perfectamente con la teoría de una ciudad prerromana borrada del mapa…”, comenta el profesor Rodríguez.

Este estudio se ve reforzado por el hallazgo realizado por el mismo estudioso hispanocubano hace unos años, de visibles estructuras circulares y cuadrangulares, y otras con formas muy curiosas, que sin duda no son naturales, y que pudieron ser descubiertas mediante observación por fotografía aérea y de satélite y que fueron publicadas en su sitio personal, y en varios sitios y portales de investigación histórica de Internet. Evidencias que el equipo de científicos que ahora investiga en Doñana también están usando como guía en sus investigaciones.

La posibilidad de hallarse la ciudad de Tartessos, o incluso la acrópolis concéntrica circular de la Atlántida, como viene defendiendo y demostrando el investigador hispano-cubano – con la aportación de numerosas pruebas de calidad – desde hace más de quince años, son realmente elevadas. En los años 2002 y 2003 Díaz-Montexano expuso en dos Universidades españolas (Barcelona y Madrid), sus teorías e investigaciones ante los especialistas, argumentando todos estas hipótesis y hechos que ahora están siendo confirmados por los científicos españoles de la Universidad de Huelva y del CSIC. En las mismas fechas el polémico investigador descubrió la enorme similitud existente entre la primitiva ciudad de Jaén, en marroquíes Bajos, y la acrópolis de Atlantis, según la descripción que ofrece el gran filósofo griego Platón en su diálogo del Critias o el Atlántico.

El asentamiento de Marroquíes Bajos, de cuyo núcleo central hay restos en la zona norte de la ciudad moderna, al igual que la acrópolis de Atlantis, se organizaba en cinco círculos concéntricos. Éstos estaban delimitados por fosos excavados que canalizaban el agua que llegaba desde las faldas de las montañas cercanas para luego distribuirse en el interior de los anillos hasta las viviendas. Lo mismo podemos ver en las descripciones que hace Platón sobre la funcionalidad de los canales en torno a la ciudad principal de la Atlántida.

Según el polémico investigador, la ciudad calcolítica y de la Edad del Bronce de Marroquíes Bajos se edificó con el mismo diseño descrito por Platón. Las excavaciones arqueológicas han demostrado que el núcleo principal era como una isla circular rodeada de cinco fosos (como los cinco anillos que rodeaban a la isla Atlantis), mientras que el diámetro del anillo exterior se ha calculado en unos 1.900 metros. El hispano-cubano señala que según Platón el ancho máximo, o diámetro, de los cinco anillos sumados era de 11 estadios, que multiplicados por la media conocida de 177,6 metros por estadio ofrece la suma de 1.953,6 metros, apenas unos 54 metros de diferencia con respecto al diámetro máximo de los anillos de la ciudad de Marroquíes Bajos.

El investigador hispano-cubano señala que, según Platón, la Acrópolis de Atlantis se hallaba distante del ‘thalattas’ (en Griego, ‘agua salada’ o ‘agua de mar’) tan sólo a unos 50 estadios, que serían unos 8 o 9 km. La única manera de poder asociar la primitiva ciudad circular concéntrica de Jaén con la Acrópolis de Atlantis sería demostrando que a finales de la Edad del Bronce el agua salada del mar llegaba hasta un punto distante, aproximadamente, en unos 9 kilómetros del actual asentamiento de Marroquíes Bajos. Sin embargo, esta posibilidad es muy remota, casi imposible, y además el sitio se encuentra en un punto demasiado alto para que pueda haber sido tragado por una inundación o tsunami. 

“…Creo – mantiene el experto en los códices y manuscritos de Platón – que la existencia de la primitiva ciudad concéntrica de Jaén – tan similar a la acrópolis de Atlantis – podría demostrar que éste era el patrón arquitectónico usado por determinados pueblos de Iberia durante el Calcolítico y la Edad del Bronce, pueblos que serían los mismos que Platón describe bajo el nombre de Atlánticos, es decir, pueblos de las costas atlánticas. La ciudad de Marroquíes Bajos fue edificada por estos pueblos que podríamos llamar (como lo hizo Platón) ‘atlantes’ o ‘atlánticos’; pueblos del Calcolítico y del Bronce de la Península Ibérica, que no sólo habitaron en Andalucía, según se deduce de los últimos hallazgos en otros lugares de Iberia como en la propia capital de España, Madrid…”.


De este modo, hasta la fecha, la ciudad circular concéntrica de Marroquíes Bajos de Jaén es la que más se aproxima – más allá de cualquier duda razonable – a las descripciones que ofrece Platón de la ciudad principal de Atlantis en cuanto al diseño arquitectónico y las medidas de los fosos circulares y demás estructuras de canalización.

Pero las coincidencias no acaban en la anteriormente expuesto, el mencionado investigador también ha descubierto en una cerámica de finales del Bronce y principios de la Edad del Hierro, hallada en Jaén, y que se exibe en el Museo Arqueológico Nacional, en Madrid, el mismo diseño de la ciudad concéntrica de Atlantis y de la Jaén pre-romana. “…Asumir que en las cercanías de una ciudad tan importante como esta, que además presenta en sus fases pre-históricas y proto-históricas un diseño arquitectónico casi idéntico – hasta en los detalles – al descrito por Platón en el Critias, aparezca una cerámica con una clara representación del esquema arquitectónico de la acrópolis de Atlantis, y que todo ello no sea más que una mera conjunción de casualidades atenta contra el más elemental sentido común…”

No parece tampoco casualidad que solamente en Iberia se hayan descubierto otros restos de cerámicas de finales de la Edad del Bronce con estos símbolos que representan un esquema idéntico o muy similar al de la ciudad de Atlantis, compuesto por varios anillos o círculos concéntricos, y desde cuyo centro se extiende una línea (como un canal) hacia el exterior de los anillos, coincidiendo con las descripciones de Platón, en defintiva, un motivo pictórico que él ha denominado como “Concentric Rings and Channel” o “símbolo de la Atlántida”.

Tampoco parece casual que solamente en Iberia, en Jaén, se hallan encontrado estos restos de una antigua ciudad circular concéntrica que alternaba fosos circulares de agua con anillos de tierra sobre los que edificaban y que eran conectados mediante puentes, así como complejas canalizaciones que servían para traer las aguas de las montañas; todo casi exactamente igual a como describe Platón en el Critias. Ciudades circulares o con fosos de protección alrededor se conocen algunas en otros sitios de Europa, pero ninguna como la de Jaén – con estas características tan complejas e hidraúlicas, tan similares a la ciudad principal de la Atlántida – ni tan antigua como la ciudad concéntrica circular de Jaén. Igualmente cerámicas con simples círculos concéntricos podrán hallarse en muchos lugares del Mediterráneo, perteneciente a otros pueblos como griegos, fenicios y etruscos, pero cerámicas con símbolos de “Anillos Concétricos y Canales”, como el esquema de Atlantis, solamente aparecen en Iberia – al menos hasta la fecha – como ha demostrado el investigador hispano-cubano.

Todas estas evidencias físicas, o pruebas, permiten deducir que pudo existir una ciudad mucho más grande e importante que la primitiva ciudad concéntrica de Jaén, en algún punto más cercano a la desembocadura antigua del río Tartessos o Guadalquivir, como bien podría ser muy cerca de la actual Sevilla, o incluso en algún punto del parque de Doñana como ya defendiera en 1672 el cronista real de España, José Pellicer de Ossau i Tovar. Y es evidente que cualquier ciudad similar a la hallada en Jaén que se pueda encontrar en un punto mucho más próximo a los 50 estadios (9,5 km) de la antigua línea de costa, que ofrece Platón, no podría ser otra que la misma acrópolis de Atlantis.

Como ha demostrado el investigador hispano-cubano, sin duda alguna, Platón localiza la Isla o Península (en griego Nêsos) Atlántica delante de la boca o estrecho que en los tiempos de Solón y de Platón eran conocidos como Columnas de Hércules. Este accidente geográfico en aquellos tiempos (siglos VI-IV a.C.) era identificado con el actual estrecho de Gibraltar, lo que se confirma al señalar Platón – supuestamente según la información que los sacerdotes egipcios ofrecieron a Solón dos siglos antes- que una región y extremidad de la Isla o Península Atlántica se denominada aún en los tiempos de Solón o de Platón como Gadeira (pronunciado Gadira); la misma Gadira fenicia y Gades romana que hoy se conoce como Cádiz, provincia de la región de Andalucía, España.

“…Durante cientos de años – explica Díaz-Montexano – hemos arrastrados con un concepto erróneo de que la Atlántida se hallaba más allá de las Columnas de Hércules , en el medio o centro del Océano Atlántico, cuando Platón ni siquiera menciona la palabra griega Ôkeanós (Océano). Platón dice de manera muy clara que la Atlántida se hallaba ubicada en el piélago Atlántico (Atlantikou Pelagos) o archipiélago Atlántico , en el vestíbulo del golfo (Golfo de Cádiz), delante (pro tou stomatos) y casi en la boca o desembocadura conocida como las Columnas de Hércules . Estos puntos geográficos – claramente identificados desde la antigüedad – demuestran que la isla o península de Atlantis solo podía hallarse muy cerca de la boca de las Columnas de Hércules, en el vestíbulo del Golfo Atlántico o de Cádiz… En todo momento se ubica tanto a la Isla-península como al archipiélago de islas Atlánticas en el Atlantikou Pelagos , es decir, en el “Piélago del Atlántico” , que es lo mismo que decir en el ” Brazo de mar” , ” Canal o Estrecho de Mar” de las Columnas de Hércules (Gibraltar) como lo demuestra la sustitución de la palabra griega ‘Pelagos’ por la latina FRETUM en las traducciones e interpretaciones latinas realizadas ya desde la propia antigüedad como en la del neoplatónico Calcidio, realizada en el siglo IV…” 

De todo lo anterior se deduce que no es nada científico seguir divulgando falsas hipótesis sobre otras absurdas localizaciones de la Atlántida en Indonesia, el Caribe, Cuba, México, los Andes, Islas Británicas, Creta, Santorini, Chipre, Israel, etc. Hipótesis, o más bien especulaciones – la mayoría pseudo-científicas – que intentan re-ubicar a la isla Atlantis hasta en los lugares más recónditos y apartados de la única situación geográfica ofrecida por Platón, o sea, de Iberia, y en concreto de las costas del suroeste de Andalucía.

Concluye Díaz-Montexano: “… Si existió alguna vez una auténtica ciudad concéntrica circular, en la que Platón (o Solón) basó su narración sobre la Atlántida, sin duda alguna, esta ciudad solamente pudo estar en algún punto de las costas de Andalucía, y relativamente cercana al estrecho de Gibraltar…”

Anuncios

22 Respuestas a “La Atlántida y Marroquíes Bajos

  1. Soy Investigador de Historia y Cambio Climático y como una aportación a los lectores de esta interesante página electrónica; La Isla de Borneo hace más de 9,500 años, fue la Capital de La Atlántida y su localización se encontraba en aproximadamente en lo que ahora es la Ciudad de Banjarmasin, en el sur-este de la Isla. Este descubrimiento esta debidamente registrado (año 1999) a nivel mundial con mi trabajo denominado “DESCORRIENDO EL VELO DE…”LA ATLÁNTIDA”, HOY CONOCIDA COMO LA ISLA DE BORNEO O KALIMANTAN. Brevemente y como apoyo y corroboración a lo anterior, diré: – Las verdaderas Columnas de Hércules ó Estrecho de Gibraltar, son la Península de Malaca y la Isla de Sumatra. – Las verdaderas Islas de las Hespérides, son lo que actualmente se conoce, como las Islas Molúcas. – Así mismo la Atlántida no era solamente esta Isla, sino que abarcaba todo el mundo y la Anti-Atlántida,( Su antípoda) esta parte agregada esta en proceso de registro; era lo que es actualmente La región andina de Perú y Bolivia. Ahora entienden ustedes, el por qué tantos investigadores de la Atlántida, la ubican por diferentes partes de nuestro planeta. Las anteriores son solo algunas muestras de la veracidad de lo que estoy afirmando. Tengo en mi poder mucha mas información, graficas, fotos, mapas, etc., etc. Mi correo electrónico es: vicmgr_invest@yahoo.com.mx Un Saludo con afecto y respeto, desde Torreón, Coahuila MÉXICO Víctor García

  2. Luis Lucena Canales

    Marroquíes Bajos puede ser el referente real de la Atlántida platónica, no sólo una ciudad de la Atlántida. Hay muchas razones para pensar que Platón no se refiere a una civilización de la Edad del Bronce, sino de lo que hoy se conoce como Calcolítico (Edad del Cobre): época en que empezó a construirse la macroaldea de Marroquíes Bajos.
    La zona de Jaén-Granada-Almería pudo ser el referente de los mitos mediterráneos sobre los orígenes y de algunas otras regiones del mundo.
    Lo explico ampliamente en mi blog El jaina:

    http://eljaina.wordpress.com/2007/12/10/la-macroaldea-de-marroquies-bajos-jaen-%c2%bfreferente-real-de-la-atlantida-platonica/

    Sobre este y algunos otros misterios de Jaén tendrá lugar tendrá lugar una Conferencia (Geografía Sagrada en la ciudad de Jaén) el día 19 de Junio, a las 20 horas, en el Hospital San Juan de Dios de Jaén y un curso sobre Geografía, astronomía y geometría sagradas, los días 24 y 25 de Junio, de 6 a 9 de la tarde, en Centro de Barrio “Puerta de Martos”. Para más información
    http://eljaina.wordpress.com/2009/05/31/384/

  3. Yo conozco una inmensa sabana conectada con el mar, que tiene forma rectangular e indudablemente, en ella vivió una Civilización Hidráulica cuyas mega obras de ingeniería solo pueden ser apreciadas desde el aire. La sabana que describo tiene forma de cuadrilátero rectangular y está rodeada de montañas que llegan hasta el mar. De hecho, tiene un mar interior completamente rodeado por tierra firme y en él existen delfines.
    Si alguien me pregunta si esta zona de esta isla continente tiene los canales rectos que atraviesan la llanura, la respuesta obvia es que sí. Si me preguntan sobre las dimensiones de la isla, lamentablemente tendré que admitir que es más grande que Libia y Asia juntas, y en ello no estaré siendo metafórico, ya que me refiero a su extensión geográfica y no a su poderío.
    De hecho, dentro de los límites del cuadrilátero rectangular que describo se cosecha la tierra dos veces al año, ya que esta zona se encuentra de espaldas a la constelación de la Osa y está protegida por el viento del Norte, que es un viento cálido y es el viento predominante en todo el año. Como prueba de ello, desde el aire y desde tierra, se pueden apreciar las millones de hectáreas de campos de cultivo irrigado que se encuentran en la sabana, y que forman parte de un mega sistema hidráulico con terraplenes, lomas de asentamiento, diques y megalagunas artificiales de decenas de kilómetros cuadrados de extensión cada una.
    Todas las megalagunas del sistema están perfectamente orientadas en la misma dirección.
    ¿Cuál es esta dirección?
    Las Columnas de Hércules y la desembocadura del Amazonas.
    No voy a hablar de una montaña baja por todos lados, ya que no le haría justicia a las 20.000 lomas artificiales que existen en esta región, pero sí puedo hablar de una isla de anillos concéntricos que se encuentra a 50 estadios egipcios, de cara al sur de la gran masa de agua donde viven los delfines.
    Puedo jurar que hace 11.600 años atrás, en esta zona no existía una raza de elefantes, sino tres; y una de ellas estaba adaptada a la sabana pantanosa de la que he estado hablando. En esa época los caballos galopaban en toda esta llanura oblonga, lo mismo que los tigres dientes de sable y otras grandes bestias. Los animales extintos de los que hablo fueron completamente reales y no puedo negar su existencia porque he tenido sus restos en mis manos. Es más, cualquiera puede comprobar lo que afirmo, ya que hasta en los museos más pequeños de esta sabana se los encuentra y mejor es que no estornuden muy fuerte, si no quieren desempolvar un caballo o un megaterio bajo sus pies.
    Lamentablemente, en ese periodo la paleontología nos indica que ocurrió una de las seis grandes extinciones en masa de la fauna y mientras los paleontólogos del norte preguntan por qué en Norteamérica se extinguió el 73% de su megafauna, las pérdidas en Europa, Asia y Oceanía fueron mucho menores. Pasando por alto que en la “nesos” que describo, los datos paleontológicos indican que se extinguió el 80% de la fauna total.
    Este último dato de las extinciones en masa, obligaría a buscar el responsable del desastre en la zona donde existió la mayor devastación, y no en los lugares donde las extinciones fueron menores.
    El periodo Younger Dryas, mirado desde el punto de vista de la geología, nos dejó una capa de microesférulas de diamantes asociadas con iridio, en el estrato que corresponde al fin del periodo, que obviamente coincide con el periodo de la última gran extinción en masa. Este mismo periodo temporal es el que muestra la variación climática del Pleistoceno – Holoceno, (Detectada en los núcleos de hielo de la Antártida y Groenlandia), y el posterior retorno de los hielos de la Masa Laurentina que corresponde a 11.600 a. de P. Dicha fecha no puede ser pasada por alto por lo geólogos, climatólogos, paleontólogos, zoólogos ni por los arqueólogos, ya que por mala suerte, o por simple coincidencia, esta es la fecha de desaparición de la cultura Clovis que tiene semejanzas obvias con la Solutrense.
    Alguien puede preguntar si en la sabana oblonga existe algún cráter que podría indicar el impacto de algún meteorito.
    La respuesta en este caso es que sí.
    Dicho cráter lo descubrió la NASA al final de la Guerra Fría y las tres expediciones que se hicieron al sitio fueron una odisea que no rindió frutos, salvo la muerte de uno de los investigadores italianos y casi se muere el gringo Tim en el intento. Esto se debe a que la sabana es un lugar poco hospitalario para los aventureros que no la conocen, ya sea por su inmensa variedad de animales exóticos o su variedad de árboles que indudablemente no es comparable a la de otros continentes. Es tan en serio la variedad de maderas de la que hablo que una sola hectárea de estos bosques, tiene más especies que las existentes en toda Europa junta.
    Quien no entiende la zona, no se dará cuenta de la cantidad de alimentos que hay en esta biodiversidad y es probable que muera de hambre en medio de la abundancia, si no sabe distinguir el veneno del alimento y no sabe espantar al mayor animal depredador del planeta. (No se asusten, hablo del mosquito.)
    En la “nesos” que describo hay 200.000 kilómetros de canales artificiales, que no son poca cosa si se toma en cuenta que al ponerlos en línea recta, darían 5 vueltas al planeta, y estos canales son una pequeña parte del mega sistema hidráulico de la sabana de la que he estado hablando.
    Perdón por no aclarar la ubicación ni las dimensiones de la sabana. La llanura de la que hablo se encuentra en el centro de esta “nesos” continente y si se mide entre las cadenas montañosa se obtiene una distancia de 3.000 estadios egipcios…, estadios más o estadios menos, mientras que si se mide del mar interior para arriba, la distancia aproximada es de 2.000 estadios egipcios.
    ¿La “nesos” está en frente de las columnas de Hércules?
    Lamentablemente, esa es su ubicación.
    ¿La Isla de los anillos concéntricos está conectada por ambos lados por un canal que atraviesa toda la llanura?
    Lamentablemente, la respuesta es afirmativa, y podría agregar que por el lado norte además se conecta con ese mar interior donde viven los delfines.
    La isla de anillos concéntricos que está de cara al viento sur, a 50 estadios ¿Tiene un centro de 5 estadios egipcios, un canal de agua de 1 estadio que la rodea, una franja de tierra de dos estadios, seguida de una de agua igual a la anterior, seguida de una de tierra de tres estadios y otra de agua igual a la anterior?
    Lamentablemente…, la respuesta nuevamente es afirmativa, pero en el centro existe un pantano de poca profundidad de fondo arcilloso que llega más o menos hasta la rodilla. Aseguro que es muy difícil navegarlo y aseguro que en su centro hay un par de polainas.
    ¡El colmo sería que la isla de los anillos tuviera muros!
    Sí, esta isla donde se encuentran rocas blancas, negras y rojas no solo tiene muros, sino que además, en la parte sur, al lado del anillo más interno existe agua “caliente”, mientras que en la siguiente banda de agua, la temperatura es “fría”.
    Alguien puede preguntar “¿Cómo se llama esta región?”
    Esta región no se llama Atlantis, sino que desde tiempos inmemoriales se ha llamado ANTIS. Y nada tiene que ver con una historia inventada o cuestionada, como es el caso de los diálogos de Platón.
    Si alguien se pregunta si en esta Isla de los ANTIS hubo puentes, la respuesta en este caso será negativa, ya que “hubo” está escrito en pasado y lo correcto sería decir que hay puentes y la gente de la zona conoce al del sur con el nombre de “El Puente de los Antiguos,” mientras que en el norte hay más… De hecho, la Isla de los Anillos está conectada por puentes que atraviesan la zona pantanosa.
    Mejor es que nadie se pregunte si en la zona hay oro, cobre, plata, oricalco y hierra, porque ciertamente que lo hay, es más, la hierra de la zona es un material particulado de origen ígneo. ¿Qué es esto?… ¿Algo que se come con tallarines?… No, es un material que al molerlo da un pigmento de color ocre.
    Si alguien piensa que esto se trata de la Atlántida…, lo siento! Esta NO es la Atlántida de Platón, sino la Isla de los ANTIS que pertenece a la Cultura Hidráulica que he descrito y nadie puede dudar que se trata de un relato absolutamente verdadero, a diferencia de lo que se puede decir del relato de Platón. Es más, la isla de anillos concéntricos que describe el filósofo fue construida por un Dios, mientras que la Isla de los anillos de los ANTIS fue construida por humanos.
    Esta Cultura Hidráulica, asentada en los territorios de los Musus tenía conocimientos avanzados de geometría, geografía, topografía, matemáticas y álgebra, ya que en el año 2007 se descifraron las figuras de una caverna, que hasta ese momento estaban consideradas como “Arte Rupestre”.
    Si quieren ver de qué se trata en asunto, busquen en Google los términos (SIARB SC 079).
    Todas estas figuras de la caverna fueron contrastadas con las actuales imágenes satelitales y en todas ellas se dieron coincidencias perfectas.
    ¿Esta es la única serie de figuras que existe en los bordes de la sabana rectangular?
    La respuesta es NO. Actualmente se han contrastado varias centenas y obviamente que no todas ellas resultaron ser representaciones geográficas. De hecho, menos del 5% del “Arte Rupestre” es mapa, pero la gracia de todos ellos es que muestran la zona de los Musus,que en muchos casos se encuentra a cientos y hasta miles de kilómetros de distancia de su representación.
    Es cierto que encontrar un elefante en una nube es sencillo, lo difícil es encontrar treinta de ellos en la posición que se nos indica. En el caso de los mapas de los ANTIS, el problema es más grave que encontrar 30 elefantes en un día nublado, ya que no alcanzan los dedos de manos y pies para contar los lugares que tienen estas representaciones geográficas y cada una de ellas, a su vez cuenta, en la mayoría de los casos con centenas de figuras complejas que coinciden perfectamente en ubicación y forma con las imágenes satelitales, lo que da un total de más de mil figuras coincidentes.
    Quisiera saber quién es el ingenioso que logra inventarse mil elefantes en un día nublado, pero a ello debe sumarle la manada de caballos, los dientes de sable y decenas de ciudades de anillos concéntricos, ubicándola en una sabana oblonga como la descrita anteriormente.
    El tema más interesante que muestra el sitio SC-079 es que se trata de la Isla de Anillos Concéntricos que he estado describiendo y lo mejor de todo es que en color blanco se grafica la isla de los anillos con conexiones, que en el terreno terminaron siendo puentes y para rematar el asunto, muestra tres puertos externos que aún existen.
    Sería el colmo de los colmos que la Isla de los ANTIS tenga dársenas huecas dobles en su interior.
    Lamentablemente, la respuesta es afirmativa nuevamente y dos de ellas se encuentran en el Norte, (Una al Nordeste y otra al Noroeste, para ser exacto.) En la parte interna de la franja de tierra de tres estadios de ancho, en su parte que mira al pantano circular de 5 estadios egipcios de diámetro.
    Algún erudito estará pensando que la gente de la “nesos” de la que hablo, era una especie de bárbaros que no pudieron cruzar ningún océano. Lamentablemente, los datos indican todo lo contrario, ya que se ha descubierto una momia de menos de 1000 años de antigüedad que fue momificada (perdón por la redundancia) con resina de conífera. Sí, sé que eso no es nada raro, pero lo raro es que esa conífera se la encuentra en México que queda a miles de kilómetros de distancia.
    Ya sé que hablar de 1000 años es poca cosa, así que mejor es hablar de 3.200 y este es el caso de una momia que se encontró en la zona de Rimac – Perú. ¿Otra vez la embadurnaron con resina de conífera de México?
    No, la embadurnaron con resina de Araucaria.
    ¿Araucaria de Chile?
    NO, esta araucaria solo crece a 11.000 kilómetros de distancia y para llegar a la “nesos” continente no pudo hacerlo costeando, sino atravesando el Pacífico, ya que su lugar de origen está entre el Sudeste Asiático y Australia. La otra alternativa es pensar en la cigüeña, pero creo que ya estamos mayorcitos para creer este cuento.
    Esto quiere decir que el mar de Atlas es una piscina si se lo compara con un mar de carne y hueso como el Pacífico, pero sobre todo, las pruebas físicas obligan a repensar la concepción de un buen salvaje que no condice para nada ni con las resinas ni con las decenas de mapas, amén de las mega obras hidráulicas interconectadas en toda la llanura, que para nada pueden ser asociadas a una cultura de nómadas.
    Si les interesa el tema, entren a Google y escriban “tierra de Musus”. Entre los resultados aparecerá un video en Youtube.
    Sobre esta comunicación, NO solicito el irrestricto apego a mis derechos de autor, que tengo debidamente legalizado a nivel mundial, por lo que autorizo su divulgación sin la previa autorización y negociación por escrito de mi parte, ya que trabajo para una organización sin fines de lucro. Utilicen lo que deseen, siempre y cuando, por ética, citen la fuente como Proyecto Yesusa`iri. (Si les da la gana ni me nombren, ya que las personas pasan y las instituciones quedan.)
    Espero que se diviertan con la NO-ATLÁNTIDA que son los ANTIS, ya que se trata de una civilización real, con obras reales que no admiten el cuestionamiento al que está sujeto Platón.
    A decir verdad, si Atlantis existió o no, me tiene sin cuidado, ya que ese es un problema de los Atlantólogos. Si Platón fue un mentiroso descarado, ese es problema de Platón que ya está bastante muerto como para defenderse solo. El tema que trato es de una Civilización Hidráulica real que dejó decenas de mapas, también reales, en los bordes montañosos de su sabana y en estos mapas precolombinos se muestran decenas de ciudades de anillos concéntricos, incluida obviamente aquella que tiene agua fría y caliente en su interior y puentes, murallas circulares en sus bordes y tres puertos externos. Es más, las últimas prospecciones aéreas realizadas a muy baja altitud indican la presencia de estructuras en sus islas circulares, pero por el momento es imposible acceder a ellas y debemos esperar la temporada de sequía para realizar las excavaciones.
    Hasta donde yo sé, todos los Atantólogos tienen razón con sus hipótesis, (Sobre todo Diaz Montexano), y mejor es no meterse en sus terrenos si uno no desea jochear el avispero. Exactamente lo mismo se puede decir de las posiciones escépticas que basan su argumentación en la ausencia de evidencia. En el caso de la Civilización Hidráulica de los Antis, las evidencias son reales y si alguien quiere relacionarla con Atl-Antis podría comenzar diciendo que Atl en lengua Nahual significa agua, pero de hecho solo podría hablar de 5/8 de Atl-Antis, ya que se trata de la zona de los Musus. Los Mayas más cercanos que habían, según crónicas de la corona, no eran los que estaban en Centroamérica, sino que por simple azar, los cronistas registraron unos Mayas, vecinos de los Musus, que habitaban en las estribaciones de la Cordillera Occidental. Como ese pueblo ya desapareció, no podríamos afirmar que hablaba Nahual; lo que solo deja una coincidencia circunstancial en cuanto a un nombre.
    Quien tenga acceso a los documentos coloniales podrá confirmar lo escrito, y justamente en varios de los del Perú se encuentran detallados los límites de los Antis, ya sea por Garcilaso de la Vega en sus “Crónicas reales” o Álvarez Maldonado.
    Como el tema no es Atl-Antis, les aconsejo que busquen datos relacionados con el Paitití o Paitite. Luego lean las crónicas del Jesuita Agustín Zapata y verán qué título recibía el cacique canoso y de barba con el que se topó a finales del siglo XVII. Después de eso averigüen la zona exacta donde se asentó su pueblo.
    Si ya llegaron al sitio, lean sobre el sucesor de Zapata, o sea, el padre Jesuita José Garriga que en 1704 “fundó” una misión a 8 leguas al poniente del gran río que corre de sur a norte. Este mismo jesuita fundó otras reducciones… ¿Ubicaron dónde lo hizo?
    Aclaro que a un Jesuita como Garriga, ni a nadie en sus sano juicio, se le ocurriría fundar una ciudad en un pantano, sino en algún lugar elevado. Digo esto porque a 8 leguas al oeste del Gran río, las opciones están muy limitadas y solo queda un único candidato… ¿Ya se dieron cuenta de cuál es el lugar?
    Bien, resulta que ese mismo asentamiento original fue trasladado por el mismo Garriga a orillas del gran río y lo primero que hizo fue crear un puerto. Luego el puerto se inundó y se trasladó a su posición actual, 20 km al sur, en una loma artificial que actualmente sigue funcionando como puerto que conecta con el Atlántico.
    Después de esto, como todos sabemos, los Jesuitas fueron expulsados a finales del siglo XVIII y si vieron o no vieron nada en más de 70 años, jamás lo sabremos y lo único que se puede hacer es especular.
    Si no estamos conformes aún, busquen los documentos del investigador francés Alcides D`Orbigni en sus “Viajes por la América Meridional”. Allí verán como en 1850, este investigador llegó al pueblo fundado por Garriga y describió a este nuevo cacique de la zona con el mismo título que le asignó Zapata en el siglo XVII.
    Yo sé que alguien se dará cuenta de qué imperio estoy hablando, cuando se tope con Pusharo. El lunes pasado, al leer documentos arqueológicos de las nuevas carreteras del corredor bioceánico, me enteré que en la zona donde la SIARB ya había documentado tres mapas, se ha descubierto un área de 6 hectáreas con los mismos petroglifos y pinturas rupestres, que aún no han sido documentados. Uno de ellos tiene 150 m de descripciones geográficas continuas. (Extremadamente grande para mi gusto!!!.)
    ¿Cómo se llama la zona?
    Musuruqui. Lo extraño del asunto es que Ruqui significa sangre en lengua Sirionó, que es lengua de la zona.
    Por este motivo me tiene sin cuidado que los Atlantólogos tengan toda la razón en sus ubicaciones de Atlántidas, ya que La Civilización Hidráulica de los Antis es completamente real y los mapas que rodean su cuadrilátero rectangular nos han indicado decenas de ciudades de anillos concéntricos, que están perfectamente geo-referenciadas y algunas llegan a tener más de 7 kilómetros de diámetro.
    Si esto no es la Atlántida, importa un pepino, ya que sí o sí, se trata de los Antis que están ligados a una historia profusamente registrada desde hace cerca de 5 siglos atrás y simplemente por coincidencia, se ha vuelto tan mitológica como la Atlántida. La diferencia es que en el caso de la Atlántida, solo se considera como válida una fuente (muy cuestionada), mientas que para el Imperio de los Antis, las fuentes son muchísimo más recientes y suman centenas de hojas escritas en un castellano desastroso. Ese era el castellano de la época y las referencias portuguesas no mejoran mucho, ya que son igualmente desastrosas en su lenguaje, lo que de ninguna manera las convierte en poco fiables… Salvo que se piense que los curas no son dignos de confianza o decenas de cronistas eran tan bellacos y mentirosos como un tal Platón.
    Que se diviertan.
    Salu2,
    David Antelo
    davidaj@cre.com.bo
    antelodavid@gmail.com

  4. No llegué a este sitio vía la Atlántida, sino vía los párrafos repetidos de un solo individuo.
    Por este motivo, copié aquí exactamente lo mismo que escribí en otro lado.

    David

  5. Sr. Víctor Manuel:
    Mejor es que su Atlántida no se tope con la del Sr. Díaz Montexano, ya que según él.
    “…debemos luchar por no seguir divulgando más falsas hipótesis sobre otras absurdas localizaciones de la Atlántida en Indonesia, el Caribe, Cuba, México, los Andes, Islas Británicas, Creta, Santorini, Chipre, etc. Hipótesis o más bien especulaciones pseudocientíficas que intentan reubicar la isla Atlantis hasta en los lugares más recónditos y apartados de la situación geográfica ofrecida por Platón.”
    “Platón describe la extensión de la Atlántida como una isla o península, parte o extensión del continente o Epeiros, que solo podría ser Europa misma, debido a la localización de ésta junto a las Columnas de Hércules (Gibraltar) y Gadeira (Cádiz)”
    “…por traducciones incorrectas o poco precisas, han desarrollado y defendido hipótesis o teorías (absurdas la mayoría) sobre la Atlántida y su posible ubicación hasta en los lugares más inhóspitos y distantes del punto señalado por Platón, desde el extremo oriental del Mediterráneo hasta América e Indonesia, prácticamente no ha quedado un solo lugar en el planeta donde no se haya pretendido colocar la Isla o Península Atlántica o de Atlantis.”
    “…Isla o Península (NHSOS) Atlántica “delante” o “de un lado” (en griego, PRO) de la boca o estrecho que en los tiempos de Solón y de Platón eran conocidos como Columnas de Hércules. Este accidente geográfico, en aquellos tiempos (siglos VI-IV a. C.), era identificado con el actual estrecho de Gibraltar”
    “Platón dice de manera muy clara que la Atlántida se hallaba ubicada en el piélago Atlántico (en griego, Atlantikou Pelagos) “
    “Si para poder desarrollar una hipótesis o teoría sobre Atlantis se necesita forzar las palabras de Platón, manipularlas y “domesticarlas”, para que encajen en la teoría, entonces no se está haciendo ciencia.”
    “…la única isla-península que reunía todas estas características a la vez era Iberia. ¿Alguien puede mostrar con datos, es decir, con otros documentos antiguos –cuantitativa y cualitativamente mejores– en qué otro lugar del mundo se hallaban todos estos nombres de lugares y accidentes geográficos conjugados en una misma área? Cuando esto ocurra, entonces –solo entonces– se podría comenzar a aceptar otra posible teoría sobre Atlantis”
    Víctor, suerte con su Atlantis, yo por mi lado me quedo trabajando en los Antis, que son el cuarto imperio que buscaron infructuosamente los europeos en épocas de la conquista.
    Salu2,
    David Antelo

  6. Una Atlantis en los Antis.
    Se trata de una Civilización Hidráulica completamente real, que quizás no tiene nada que ver con la Atlántis de Platón.
    http://www.youtube.com/watch?v=R-b6SjeaAkY

    Salu2,
    David

  7. Si quieren entretenerse un poco con la Civilización Hidráulica de los Antis.
    Abran Google Earth y utilizando la herramienta de medir coloquen un punto en el Estrecho de Gibraltar “Columnas de Hércules” y el otro punto en el lago Rogagua, que se encuentra en la sabana de los Musus, o sea en el Departamento de Beni, Bolivia.
    La idea no es medir ninguna distancia, sino que vean como los bordes de las megalagunas rectangulares de los Musus forman una línea recta con el Estrecho de Gibraltar y la desembocadura del Amazonas.
    No solo estoy hablando de las lagunas que se encuentran entre los ríos Beni y Mamoré, sino que lo mismo ocurre con la dirección de las lagunas orientales del Mamoré y las que se encuentran al sur de San Pablo.
    Espero que se diviertan con las rarezas del corazón de la nesos sudamericana.
    Salu2,
    David Antelo

  8. Quizás interese esto (lo he visto publicado en otra página):

    JoseManu publicado 23.06.2009 16:59

    Estos no son los únicos “plagiadores” u “oportunistas”. Ahora hay un “listillo” de Jaén, un tal Luis Lucena, quien practica una absurda y disparatada mezcla de esoterismo y “geografía sagrada” quien también se ha sumado al carro de los oportunistas, apropiándose del descubrimiento de Georgeos Díaz-Montexano sobre la identidad de Marroquíes Bajos con la Atlántida de Platón. El susodicho Luis Lucena divulga en los medios de prensa, y a través de conferencias, la identificación del diseño urbanístico de Marroquíes bajos, Jaén, con el diseño de la metrópolis de la Atlántida de Platón, y siempre lo hace sin mencionar ni reconocer a Díaz-Montexano, a pesar de saber que el autor intelectual de tal descubrimiento es Georgeos Diaz, como vemos en el propio Blog de Lucena, El Jaina.

  9. Platón expone claramente en el Timeo y el Critias que Atlantis se hallaba localizada justamente “ante la boca” (pro tou stomatós) de las “Columnas de Hércules”, junto a Gadeira, nombre con el que era conocida Cádiz en la Antigüedad Clásica. La expresión “pro tou stomatós”, “ante la boca (o embocadura)”, como bien ha demostrado el investigador hispanocubano Georgeos Díaz-Montexano, solamente fue usada por los autores griegos para señalar algo que se hallaba muy próximo, “ante las puertas”, “a la vista”; desde unos pocos centímetros hasta no más de unos 20 km de distancia. Por consiguiente, es absolutamente imposible (entre otras muchas razones de peso, y de sentido común) que Atlantis estuviera en un lugar tan lejos de Gibraltar como lo está América del Sur (y otros remotos lugares del Mundo). Sin duda alguna, Atlantis solamente pudo hallarse en Iberia misma o en parte de esta y Marruecos, o muy próxima a ambas; en cualquier caso, como muy lejos a la altura de las Islas Madeira.

    Otra evidencia que apoya la identificación de la Atlántida con la Nêsos Iberia, es la descripción que leemos en el Critias 113-114, de como Poseidón dividió la Nêsos en 10 provincias o regiones, y como una de estas 10 regiones se hallaba junto a las mismas Columnas de Hércules y se llamaba Gadeira, o sea, Cádiz. Como bien demuestra Díaz-Montexano, el único lugar en todo el planeta tierra donde siempre han existido unas Columnas de Hércules, junto a un piélago o golfo Atlántico (términos que usa Platón), y junto a una región llamada Gadeira, es la misma área geográfica del entorno del actual Estrecho de Gibraltar.

  10. Ilustre JoseManu:
    No es correcto afirmar que:
    -o-
    Platón expone claramente en el Timeo y el Critias que Atlantis se hallaba localizada justamente “ante la boca” (pro tou stomatós) de las “Columnas de Hércules”; junto a Gadeira, nombre con el que era conocida Cádiz en la Antigüedad Clásica. La expresión “pro tou stomatós”, “ante la boca (o embocadura)”…, solamente fue usada por los autores griegos para señalar algo que se hallaba muy próximo, “ante las puertas”, “a la vista”; desde unos pocos centímetros hasta no más de unos 20 km de distancia.
    -o-
    Esta es una INTERPRETACIÓN del Sr. Diaz-Montexano y no una DEMOSTRACIÓN, ya que las traducciones de los textos de Platón a otros idiomas, no especifican si se trataba de 20 cm, 20 km o 200 millas… Lo que quiere decir que para aceptar la versión propuesta se debe suponer que todos los traductores (Exceptuando obviamente a Diaz-Montexano) eran una tropa de cretinos que no tenían idea del griego antiguo.
    Si de “rigor científico” se trata el asunto, mejor es que no confundamos INTERPRETACIÓN con DEMOSTRACIÓN, ya que la distancia es inmensa y la abrumadora mayoría de traducciones de los textos de Platón, (A la lengua viva que nos dé la gana, excepto la de Montexano), simplemente dice que la famosa nesos se encontraba en frente de…, sin indicar ninguna distancia.
    En cuanto al nombre del gemelo del primer Rey, tampoco nos olvidemos que el ilustre Diaz-Montexano no demuestra NADA, sino que simplemente interpreta lo siguiente:
    El texto de Platón dice que: “Al gemelo que nació después de él, al que tocó en suerte la parte externa de la “nesos”, desde las columnas de Heracles hasta la zona denominada ahora en aquel lugar Gadirica, le dio en griego el nombre de Eumelo, pero en la lengua de la región, Gadiro. Su nombre fue probablemente el origen del de esa región.”
    Es decir, el Rey Gadiros se transformó en Cádiz, interpreta Diaz-Montexano.
    Si leemos bien el texto, con el “rigor científico” que dice tener el Sr Diaz-Montexano no nos podríamos hacer los locos con las cotas, salvo que seamos poco rigurosos o unos filólogos militantes que ajustamos los datos a nuestra regalada gana.
    Si se utilizan los términos “desde” y “hasta”, queda claro que las Columnas de Heracles no se encuentran en la región llamada Gadirica y según las traducciones del 99% de cretinos, (Salvo Diaz-Montexano, que es el único que sabe traducir), la región de Gadiro es la parte externa de la gran nesos, que debe contener una nesos de anillos concéntricos con medidas geofráficas precisas, que nada tienen que ver con la filología, sino con la geografía.
    Si de MOSTRACIONES estamos hablando, no nos podemos hacer los pengas si a algún filólogo le afirmo que en frente de las Columnas de Heracles existe una gran Nesos mayor que la Libia y el Asia de la antigüedad, que en su centro hay una Nesos de anillos concéntricos con las mismas medidas egipcias descritas por Platón y que dista a 50 estadios de un mar interior completamente rodeado por tierra firme y que de yapa tiene delfines… Pero como el filólogo puede seguir jodiendo con Cadiz, puedo decir que la parte externa de la gran nesos tiene una inmensa región cuyos habitantes se llaman Guajiros, cuyo nombre, (por Divina Providencia), se puede relacionar con Gadiro. Es más, las obras hidráulicas en la zona de los Guajiros son similares a las que se encuentran en el centro de la gran nesos descrita anteriormente, además de su cerámica, sus lomas, sus obras hidráulicas, su lenguaje, sus genes y sus mapas precolombinos.
    Ilustre Sr. JoseManu. Por favor le ruego ponerse en contacto con su maestro Diaz-Montexano para preguntarle si en alguno de los lugares que él propone como Atlantis (Que son cerca de una decena), ha encontrado una isla de anillos concéntricos cuyo centro mida 5 estadios, rodeada de un canal de agua de 1 estadio egipcio de ancho. Esa isla debe estar rodeada de una banda de tierra de 2 estadios de ancho, seguida por una extensión igual de agua que está limitada por una banda circular de 3 estadios de ancho de tierra, seguida de una de agua similar a la anterior.
    No se olvide que en la isla del único NO-CRETINO del planeta, (El Sr. Diaz-Montexano), debe haber murallas que rodean la isla, tampoco se olvide que la isla debe estar bajo el agua a poca profundidad y dentro de ella deben haber manantiales de agua fría y agua caliente, como dice Platón… Tampoco se olvide de preguntarle por los tres puertos externos y las dársenas huecas dobles en el interior, además de los puentes que se nombran en el relato de Platón.
    Sr. JoseManu, le voy a simplificar la figura. Una cosa es una Atlantis filológica y otra muy distinta es una Atlantis geográfica, ya que ni por asomo el Sr. Diaz-Montexano ha encontrado nada que cuadre con la descripción antes dada. Y cuando digo NINGUNA no quiero que ningún filólogo me interprete como que quise decir “al lado de una” o a 20 km de otra, sino que el Sr. Diaz-Montexano no ha entregado ni media nesos que tenga la descripción antes nombrada, mientras que en la NO-Atlántida de los Antis, sí existe una nesos real que cumple al pie de la letra con lo descrito anteriormente. Pero…, no hay por qué preocuparse, ya que no es Atlantis, sino la NO-ATLANTIS o una simple nesos de anillos concéntricos, construida por humanos, que se encuentra ubicada en el centro de una sabana rectangular de forma oblonga, rodeada de montañas que llegan hasta el mar y donde floreció la Civilización Hidráulica de los Antis, que dicho sea de paso, no tiene nada de mitológica e irreal, como sí podría cuestionarse el relato de Platón.
    Quisiera saber qué explicación filológica se encuentra a lo siguiente:
    “Esta zona de la nesos estaba de cara al viento sur, de espaldas a la constelación de la Osa y protegida por el viento del norte”.
    Hace unas horas atrás estaba en Europa y les juro que la Osa no estaba de espaldas y, por las veces que me he cruzado de hemisferio, les puedo asegurar que el Norte es un viento frío, mientras que “de espaldas a la Osa”, el Norte es cálido y en el centro de la Nesos de los Antis, resulta que es el viento predominante, sobre todo, de cara al viento sur, donde se encuentra la nesos de anillos concéntricos, con muros y estructuras en sus nesos circulares y que dista a 50 estadios egipcios de un mar interior donde viven delfines.
    Yo sé que hay que ser cretino para considerar que la ausencia de evidencia puede ser considerada como evidencia de ausencia, pero igual de cretino sería aquel que considera la ausencia de evidencia como evidencia de existencia. Lo que quiere decir que cerca de una decena de ubicaciones propuestas por el ilustrísimo Diaz-Montexano no pasan de ser una filológica INTERPRETACIÓN que no coincide con la descripción geográfica de una nesos de anillos concéntricos. Lo que las convierte en un juego de palabras en el cual NO SE DEMUESTRA NADA y para ello uno de los primeros supuestos de base que se debe asumir; es que el 99% de los traductores eran un regimiento de INEPTOS, salvo el ilustrísimo y sabio Diaz-Montexano.
    Sr. JoseManu. Si el argumento fuerte de su demostración se basa en que “la ausencia de evidencia puede utilizarse como evidencia de existencia” no está siguiendo el “rigor científico” del iluminado Diaz-Montexano y si quiere hablar de una DEMOSTRACIÓN o una hipótesis no filológica, mejor es que indique las coordenadas de la Nesos de anillos concéntricos descubierta por el gran iluminado.
    Lamentablemente, hasta donde me he enterado, ni con dos puñados de ubicaciones propuestas por el sabio y agresivo Sr. Diaz-Montexano ha podido encontrar una nesos que “con el rigor científico” que tanto pregona esta eminencia, cuadre con la forma y medidas indicadas por el “Mentiroso” de Platón…
    Obviamente que Platón debe ser un “Mentiroso”, ya que si Diaz-Montexano no encuentra la nesos de anillos concéntricos, no debe ser porque el gran filólogo esté errado en sus apreciaciones, sino porque el filósofo fue un cretino y justamente la descripción geográfica más detallada, se la inventó para que el sabio hispano-cubano nos demuestre a la tropa de cretinos incultos, que sólo él supo leer a los antiguos.
    Salu2,
    David
    P.D: La pelota está en su cancha.

  11. Sr JoseManu:
    Yo creo que el Sr. Diaz-Montexano tiene una deuda con todos los Atlnatólogos del planeta que, como él, buscan la mítica isla.
    Digo esto porque él, y sólo él, tiene el documento original en griego y el saldo de bellacos lo tiene en Latín… Yo creo que el Sr. Diaz-Motexano lo tiene porque Platón se lo dejó de herencia en Cuba.
    Qué pena!!! Lo tiene y no lo comparte con el mundo, indicando que ese, y solo ese documento, es el único que se puede considerar absolutamente verdadero.
    ¿Quisiera que nos diga cómo le hizo para obtener el original griego, si todos los demás a lo único que aspiran es a conocer el escrito en latín? “Alea jacta est”
    ¿Será que es verdad que él, y sólo él, tiene el documento original o se trata de una interpretación?
    Como la pregunta es sarcástica desde su base, de aquí en adelante a cualquiera se le ocurrirá decir que gracias a un monje tibetano, (porque el título suena raro), consiguió un texto de la destrucción de Atlantis, pero en Egipcio y lo encontró en el sótano de una iglesia cristiana que alguna vez fue un mitreo.
    Sé que el cuento es un tanto raro, pero el cuento de la única verdadera traducción es del mismo calibre.
    ¿Qué tienen que ver los tibetanos con los egipcios?
    Nada!!! Yo no soy experto ni en filología tibetana ni egipcia…, de hecho, cuando leo egipcio lo hago en castellano y digo “ojo, momia parada, ojo, serpiente, momia sentada, escarabajo”, pero lo que me queda claro es que el relato original de la nesos desaparecida, no decía ‘pro tou stomatós’, sino algo así como “manito de un lado, ibis, un triángulo raro…, etc” o algo por el estilo.
    Perdón por los errores ortográficos de mi castellano-egipcio… Admito que no lo domino, pero sé muy bien que el relato en egipcio no pudo decir ‘pro tou stomatós’, “ni al ladito de”, “a 20 cm de”, “a menos de 20 km de” o cosa parecida. En primer lugar, porque los egipcios no medían en el sistema m.k.s., y en segundo lugar, porque no le creo a un filólogo que indica la posición de casi una decena de Atlantis y ni una de ellas cuadra con las numerosas medidas indicadas por Platón, como tampoco cuadra su periodo temporal, lo que lo convierte en el más purista de los libre-interpretadores.
    Salu2,
    David

  12. Una adicional para el Sr. Montexano.
    Resulta ser que si se cambian los 9.000 años por 900, antes que Solón se entere que Atlantis desapareció, tendría que entregar evidencia de la existencia de Elefantes y caballos en el mar, pero los elefantes no deben ser tan comunes como para llamarlos simplemente elefantes, ya que sus textos se refieren a la raza de elefantes, lo que indica alguna diferencia…, que en las posiciones propuestas deben ser elefantes acuáticos y con cola de delfín, mientras que los caballos deben pastar en los botes atlantes.
    Si de hacerse el loco cuando conviene y descartar lo que no conviene se trata el asunto, resulta que la nesos de anillos concéntricos debe estar protegida por el viento del norte, de cara al viento sur y de espaldas a la Osa, pero, no conforme con esta descripción que se entrega en el diálogo del alquimista (Timeo), la citada nesos debe encontrarse a 50 estadios de un mar interior rodeado por tierra (obviamente, ya que de otra forma no sería un mar interior) y la gran nesos, a diferencia de la de los anillos, debiera estar rodeada de océano auténtico.
    El Sr. Diaz-Montexano primero debiera explicar por qué Platón describe un mar verdadero rodeando la gran nesos y posteriormente describe otro, rodeado por tierra firme, que no lo califica como mar verdadero.
    No nos olvidemos que la nesos de anillos concéntricos debe ubicarla en una sabana oblonga rodeada de montañas, pero si de “rigor científico” se trata el asunto, ninguna persona le debiera perdonar la licencia de inventarse una sabana que no tenga la forma de cuadrilátero rectangular, salvo que el autor esté tratando de encajar a martillazo limpio una sabana filológica en vez de una sabana real.
    Siguiendo el tema de la sabana, el autor no se debe hacer el penga, “si es rigurosamente científico” en cuanto a las medidas indicadas por Platón, ya que de lado a lado, es decir, desde las montañas de un lado, hasta las montañas del otro, la sabana debe medir 3.000 estadios y desde el centro del mar hacia arriba, 2.000, pero como de “Rigor científico” y no de paja mental, se está hablando, el investigador está obligado a justificar la medida que ha utilizado para sus cálculos, ya que basta con una pequeña hojeada a las medidas antiguas para darse cuenta que los estadios pueden variar bastante, dependiendo del estadio del que se habla, ya que no es lo mismo el de Olimpia que el de Delfos y no nos olvidemos que el cuentito de Platón es de origen egipcio, lo que quiere decir que, si se trata de una transcripción de un relato egipcio, el estadio mediría poco más de 158 m y esta medida no varió hasta la última dinastía donde los Ptolomeos (griegos), se adueñaron del imperio del Nilo.
    Tal vez pueda pasarse por alto el tema climático en el asunto, pero el “riguroso científico” Diaz-Montexano no se puede hacer tan el loco con el tema de las precipitaciones pluviales del periodo que propone, sin recordar que el Sahara ya existía en la época que, (dicho sea de paso), él tergiversó a Platón, aunque él podría decir “interpretó”.
    Digo esto porque debe ingeniarse una buena solución para su nesos que le permita cosechar la tierra dos veces al año. La primera, gracias a la buena voluntad de Zeus y la otra con los canales, sin olvidarnos que cualquiera de sus posiciones debe conectar dichos canales con su nesos de anillos concéntricos y no conforme con ello, la nesos de los anillos debe verter sus aguas al mar completamente rodeado por tierra firme… Al menos Platón dice que “con absoluta corrección” así se la puede llamar.
    Yo creo que el “riguroso”, no debe hacerse el loco con el clima tan a la ligera, ya que su sabana debe llenarla de canales, ríos, pantanos y lagos, como indica Platón, salvo que el filósofo sea un mentiroso consumado. Además debe arreglárselas para bajar todo tipo de madera de sus montañas y la verdad es que no sé cómo lo haría en el 900 antes de Solón y en un lugar en el que no aclara dónde se encuentra.
    En cuanto a los temas de la guerra, mejor es no olvidarse que Atlantis estaba dividida en 10 reinos y la descripción que se hace en el Critias es únicamente del reino central, que es el dirigido por Atlante. Habría que preguntar al individuo que plantea la Atlantis filológica ¿Dónde están los 60.000 distritos que nombra Platón? Y no sólo la nesos de anillos, pero mejor es que no se haga el penga, ya que los distritos no pueden estar en otro lugar que no sea la sabana, suave, llana y plana que se describe, pero para complicar un poco más el asunto, debieran sacarse las cuentas de la cantidad de personas que debieron vivir en la llanura, ya que para la guerra cada distrito aportaba unas 20 personas, pero obviamente que el distrito no se componía de aquellos 20 que irían a la guerra.
    Si el filólogo se da cuenta, está obligado a alimentar un ejército de 1.200.000 personas y solo se habla del reino central, así que debe ver dónde mete el saldo del ejercito que aportan los 9 reinos hermanos de Atlantis, considerando que alguien se debe quedar para hacer producir la tierra y que los hijos no se queden solos. Si el ejército es el 20% de la población (Un Super Ejército), su nesos debe estar poblada al menos por 6.000.000 de habitantes… ¿Esta cantidad de personas entran en su Atlantis que navega entre Europa y África? Sí, seguro que debe entrar allí, solo que ya se murieron de hambre hace mucho tiempo, ya que según su investigación filológica los Atlantes que vivieron 900 años antes de Solón, no conocían el tractor, pero eran magos de la producción agrícola, ya que en el mismo terreno deben haber inmensos bosques, pantanos, lagos y ríos, además de manadas de caballos y la famosa raza de elefantes que es muy voraz. No olvidemos que este mismo territorio es rico en minerales y debe tener la capacidad de mantener un ejército de al menos 1.200.000 hombres… Es mejor que los nueve reinos adicionales no jodan y mantengan su propio ejército, ya que la Capital debió estar bastante ocupada en mantener el suyo procurando que su gente no se muera de hambre.
    De los 60.000 distritos, el filólogo debiera indicar al menos 1.000… ¿o no?, que tan solo es el 1.7% del total, ya que 3.000 años no es un tiempo tan largo como para que se trague las mayores riquezas y poderío que describió Platón.
    Una cosa es una Atlantis filológica y otra muy distinta una Atlantis geográfica.
    Salu2,
    David

  13. Puede ser que yo no tenga desarrollado el “sentido común”, pero al menos no pienso haber perdido del todo el “sentido del humor”. Con esto quiero indicar que me he dado cuenta, desde otra rama de las ciencias, (que no es la filología), lo humorista que había sido el Sr. Diaz-Montexano, ya que no puede hablar de “rigor científico” y a la vuelta de la esquina terminar cambiando fechas e inventando un disparo de perdigones con 9 Atlantis, suponiendo que alguna de ellas ES…
    Oigan!!!, Platón describe UNA nesos de anillos concéntricos y no 9!!!
    Mi pésimo “sentido común” me indica que la hipótesis está filtrando agua por muchos huecos y más parece una cacería de patos que un disparo de precisión con mira telescópica. ¿Acaso no se repite hasta el cansancio eso del “RIGOR CIENTÍFICO”?
    Imagínense a Newton planteando en su Principia. “Todo lo que sube tiene que bajar, pero también todo lo que sube puede quedarse quieto arriba y la manzana que me cayó en la cabeza pudo haber caído en forma diagonal, siempre y cuando no haya hecho una curva en su caída, que bien pudo ser hacia arriba y en forma sinusoidal, pero, ahora pido que consideren estas nuevas leyes de la dinámica de los cuerpos con el rigor científico que he tenido, ya que explican dónde caerá la manzana de la irracionalidad o la soberbia.”
    Si el tema no se entendió, no quiere decir de ninguna manera que esté fallando el “sentido común”, sino el “sentido del humor.”
    Aclaro, aunque pueda ser obvio, que cuando hablo del Sr. Diaz-Montexano, no es porque no lo haya leído, sino justamente porque lo he hecho.
    Salu2,
    David

  14. Una hipótesis para el cataclismo del Younger Dryas.

    El cráter se encuentra dentro de la sabana de los Antis y a menos de 240 km de la Isla de Anillos.

    Salu2,
    David Antelo

  15. En el diálogo de Timeo, o de la Naturaleza, se puede leer que el sacerdote de Sais, le comenta a Solón que la gran destrucción de Atlantis ocurrió 9.000 años atrás. Esto quiere decir que se refería a un gran cataclismo ocurrido unos 11.500 años antes del presente.
    La fecha en cuestión, a primera vista puede considerarse ridícula, pero indudablemente que se trata de un periodo clave para distintas ramas de la ciencia moderna, que por razones “obvias”, no debieron ser del conocimiento del sacerdote de Sais. Sin embargo, su descripción y explicación encaja perfectamente en una historia que nada tiene que ver con la mitología.
    Desde el punto de vista de los restos paleontológicos, se sabe muy bien que hace unos 11.500 años atrás ocurrió una de las más grandes extinciones en masa que ha visto el planeta. En este sentido, la Tierra, en su historia ha visto seis grandes extinciones y justamente una de ellas fue la que ocurrió en el borde del Pleistoceno – Holoceno.
    Lo extraño del asunto, es que no se puede culpar de la extinción en masa al periodo de deglaciación, ya que antes de éste, habían ocurrido decenas de glaciaciones sin que se den las extinciones en masa que acontecieron en el Younger Dryas. Uno de los sospechosos que aparece en la lista es el humano, pero el problema es que nuestra especie ya había visto eras de hielo anteriores y lo mismo se puede decir de nuestros primos Neandertales, que vivieron en Europa unos 250.000 años y en todas las eras de hielo que vieron pasar, no ocurrió ninguna extinción masiva como la de Younger Dryas.
    En un reciente reportaje de NatGeo, que trata sobre el Proyecto Genográfico Humano, emprendido conjuntamente con IBM, por fin se dignaron a considerar, al menos tangencialmente, uno de los agujeros negros encontrado en Sudamérica. Esta pequeña referencia de NatGeo, hace unos pocos años atrás podría haberse considerado una herejía absoluta, ya que pisa muchos callos y reputaciones del sacrosanto Consenso de Clovis, pero con 14.000 años de antigüedad certificada del humano en Sudamérica, la cuerda temporal del poblamiento tardío se rompe muy fácilmente, ya que en este periodo, la masa Laurentina, no pudo crear un paso libre de hielos. De yapa, Monte Verde – Chile, no queda a la vuelta de la esquina de Bering, sino en el hemisferio opuesto y es sabido que en esa época no existía una sociedad Británico –Francesa que construyese el Concorde.
    En este sentido, si aplican el razonamiento de la Navaja de Occam al último video de Yesusa`iri, verán que cuenta con el ingrediente indispensable de la coherencia y la solución más simple explicaría muchos agujeros negros en distintas ramas de la ciencia, como ser la Arqueología, Antropología, Geología, Climatología o la Paleontología, pero si intentan desmenuzar un poco más al detalle el asunto, se toparán con la explicación del 10% de los Haplogrupos nucleares encontrados en las Américas y los extraños Haplogrupos Mitocondriales.
    El video lo pueden ver en:

    Si los Apocalipsis no los asustan, espero que se diviertan.
    Alguien alguna vez hizo la pregunta capciosa de si me había quedado sin argumentos. Si esta persona se toma el tiempo de ver el video, se dará cuenta fácilmente que se trata de un resumen de 10 minutos y antes que se le ocurra preguntar si me quedé sin tinta, le responderé que una cosa son sus deseos y otra muy distinta son los datos que aún se guardan en Yesusa`iri. Si aun duda de esta afirmación, está cordialmente invitado a pasearse por la pecera llena de palometillas y así todos veremos de qué están hechas sus “verdades”.
    Salu2,
    David

  16. Como hace tiempo que no escribo, voy a copiar textualmente una noticia que me llegó anoche y dice lo siguiente:
    “Querido Davico,
    Te envío este articulo que acabo de encontrar en internet y que acaba de ser publicado.

    ¡Por fin! Habrían descubierto El Dorado

    Por medio de fotografías tomadas desde el espacio, expertos han descubierto gigantescos montículos en la cuenca amazónica, apuntando a una sofisticada cultura precolombina. Una compleja red de estructuras que abarca más de 250 kilómetros y que los conquistadores españoles buscaron infructuosamente.
    POR RORY CARROLL | 09/01/2010 | 23:02

    LONDRES (The Guardian). El Dorado fue una supuesta civilización amazónica que rivalizó con los incas y aztecas, pero que los conquistadores españoles jamás hallaron. En 1920, el británico Percy Fawcett dirigió una expedición para encontrarlo, pero nunca más se supo de él, desaparición que inspiró a Conan Doyle El mundo perdido.

    Es la leyenda que atrajo a legiones de exploradores y aventureros a sus muertes: un antiguo imperio de ciudadelas y tesoros escondidos en lo profundo de la selva amazónica. Conquistadores españoles se aventuraron en su búsqueda, seguidos a través de los siglos por otros convencidos de que encontrarían una civilización perdida que rivaliza con aztecas e incas.

    Algunos buscadores lo llamaban El Dorado, otros la Ciudad de Z. Pero la selva los tragaba y nada se encontró, solidificando su mito. La Amazonía era demasiado inhóspita, dijeron los eruditos del siglo XX, para permitir grandes asentamientos humanos.

    Ahora, sin embargo, los condenados soñadores han demostrado estar en lo correcto: hubo una gran civilización. Nuevas imágenes satelitales y sobrevuelos han revelado más de 200 enormes obras terrestres geométricas labradas en la cuenca del alto Amazonas cerca del límite de Brasil con Bolivia.

    Cubriendo más de 250 kilómetros, hay cuadrados y otras formas geométricas formando una red de avenidas y veredas que se construían antes de que Colón llegará al nuevo mundo. Algunos lo datan tan atrás como en 200 a.C., otros al año 1283.

    Científicos que han mapeado las obras creen que podría haber otras 2.000 estructuras bajo la selva, vestigios de una sociedad desaparecida. Las estructuras, muchas de las cuales han sido reveladas por el despeje de bosques para la agricultura, apuntan a una sofisticada sociedad precolombina constructora de monumentos, dijo la revista Antiquity, que publicó la investigación.

    El artículo agrega: El hasta ahora desconocido pueblo construyó obras de preciso plan geométrico conectado por vías rectas. La cultura se extiende por una región de más de 250 kilómetros, y explota tanto las planicies de inundación como las tierras altas no hemos visto hasta ahora más de una décima parte.

    Las estructuras podrían haber mantenido a una población de 60 mil personas, más que en muchas ciudades medievales europeas.

    Los descubrimientos han demolido las ideas de que los sueños en el Alto Amazonas eran demasiado pobres para sustentar una agricultura extensiva, dice Denise Schaan, coautora del estudio y antropóloga de la Universidad Federal de Pará, en Belém, Brasil. Dijo al National Geographic: Encontramos que este cuadro está equivocado. Y hay mucho más por descubrir en estos lugares, es interminable. Cada semana encontramos nuevas estructuras.

    Muchos de los montículos eran simétricos y se orientaban al norte, generando teorías de que tenían significación astronómica. A los investigadores les sorprendió especialmente que las obras en las planicies anegables y en las tierras altas fueran de un estilo similar, lo que sugiere que todas fueron construidas por la misma cultura. En la arqueología amazónica siempre se tiene esta idea de que se encuentra a diferentes pueblos en diferentes ecosistemas, dijo Schaan.

    Las primeras formas geométricas fueron detectadas en 1999, pero es sólo ahora, a medida que la imaginería satelital revela lugares, que está quedando clara la escala de los asentamientos. Algunos antropólogos dicen que rivalizan con las pirámides de Egipto.

    Estas revelaciones están reventando nuestras percepciones acerca de cómo era realmente América antes de Colón, dijo David Grann, autor de La ciudad perdida de Z, un libro acerca de un intento de la década de 1920 por encontrar señales de civilizaciones amazónicas.

    Los descubrimientos están desafiando presunciones largo tiempo instaladas respecto de la Amazonía donde sólo podrían haber existido pequeñas tribus primitivas, y respecto de los límites que el medio ambiente imponía al auge de civilizaciones. También están reivindicando, dijo Grann, a Percy Fawcett, el británico que dirigió la expedición para encontrar la Ciudad de Z. El grupo de Fawcett se esfumó, dando origen a un misterio e inspirando el libro de Conan Doyle El mundo perdido.”
    Salu2,
    David

  17. Para tocar el tema de la Atlántida, el punto de referencia es Platón en sus Diálogos de Timeo y Critias, solo que esto es mucho pedir, ya que casi nadie se los lee. Por lo general la gente se entera del tema gracias a un reportaje de la TV o algún libro que trata sobre la civilización perdida.
    Para los que no les guste leer, en las direcciones siguientes se encuentran los diálogos antes nombrados en videos. Si no les gustan las imágenes, cierren la ventana y les aseguro que es copia textual de los Diálogos.
    La diferencia entre las distintas traducciones es mínima, ya que las medidas que describen la Atlántida no cambian en lo más mínimo, como tampoco lo hace el resto de la descripción.
    Parte 1 de 4

  18. Vuelvo a repetir, si no les gustan las imágenes del video, cierren la ventana y escúchenlo.
    Saludos,
    David

  19. Les envío un video sobre la Civilización Hidráulica de los Antis, que es completamente real.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s