Carmen Linares

Carmen Linares

Majestuosa, inmensa, colosal, enorme, formidable, ingente, ciclópea, gigantesca, imponente, morrocotuda, tremenda, titánica, grandiosa, brutal, apoteósica, monumental, excelente, grande, solemne, mayestática, impresionante…

…y no hay palabras para expresar como estuvo Carmen Linares en el Nuevo Teatro el pasado 4 de octubre. Verso a verso era el espectáculo.

Dos cosas quisiera agradecerte, cantaora. Tu voz, y que me descubrieras el hermoso poema Adelfos de Manuel Machado (la sombra de su hermano lo apartaba siempre de mi mirada):

………..Mi voluntad se ha muerto una noche de luna
en que era muy hermoso no pensar ni querer…
Mi ideal es tenderme, sin ilusión ninguna…
De cuando en cuando, un beso y un nombre de mujer.

(…) ¡Ambición! No la tengo. ¡Amor! No lo he sentido.
No ardí nunca en un fuego de fe ni gratitud.
Un vago afán de arte tuve… Ya lo he perdido.
Ni el vicio me seduce ni adoro la virtud.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s