¡Qué va, qué va, qué va!… ¡Yo leo a Kierkegaard!

Sábado. Tarde primaveral. Lluvia y sol. Aire frío, y calor en la recacha. En Jaén, soledad en pocas zonas y bullicio en las más. Buscando las primeras recalé en una catedral vacía y una exposición de artesanía en los baños árabes. Allí encontré este colorista “Nacimiento de Venus”.

Me acompañaba Diapsálmata de Kierkegaard.

Aquí les dejo lo mejor de la tarde.

La puerta de la felicidad ¿se abre hacia afuera o hacia adentro?” La gente no hace más que hablar de que el tiempo pasa, de que la vida fluye como un río, etc. Yo no lo noto. El tiempo está quieto y yo también. Todos los planes que proyecto revierten directamente sobre mí, y cuando escupo, la saliva me cae en todo el rostro.”

“Ser un hombre completo es lo más grande que hay. Acaban de salirme unos juanetes, algo es algo.”

“Corría tan deprisa tras la felicidad que la pasó de largo.”“Lo que los filósofos dicen acerca de la realidad es con frecuencia tan decepcionante como el letrero que pende a veces sobre la puerta del almacén de un chamarilero: “Aquí se plancha”. Y claro, cuando uno va para que le planchen la ropa, se lleva chasco, pues el letrero era una cosa más entre las que estaban en venta.”

Vigilar y castigar

Jaén es una ciudad foucaultiana plena de heterotopías.

Vocabulario

vocabulario

Sigue sin gustarme pasear por Jaén aunque es innegable que enriquece mi vocabulario.

Imagen

Plebiscito

Plebiscito

Rotonda Jaén

 

Bandcamp Jaén

ElgranosoblancoMundozeroolivemusic2JeunetBrownSiamaisPanaceiteLosbizarrosEl club del aguante

Movimiento abierto por la cultura

MAC1

“Al parecer, los cultos griegos no tenían una palabra para la cultura. Tenían buenos arquitectos, buenos escultores, buenos poetas, como también tenían buenos artesanos y buenos estadistas. Sabían que su estilo de vida era un buen estilo de vida y, en caso necesario, estaban dispuestos a luchar para defenderlo. Pero nunca se les habría ocurrido que tenían un bien en sí mismo, la cultura. Algo a lo que sus académicos podían ponerle una marca registrada, algo que las personas superiores que tuvieran suficiente tiempo y dinero podían adquirir, algo susceptible de ser exportado a otros países junto con los higos y las aceitunas. Ni siquiera era una exportación invisible: si existía era algo natural de lo que no eran conscientes, algo tan instintivo como el lenguaje o la complexión de su piel. Ni siquiera podía describirse como un derivado de su estilo de vida: era el estilo de vida en sí mismo”.
Herbert Read: Al infierno con la cultura

MAC2

Hoy estuve en la manifestación-desfile del Movimiento Abierto por la Cultura (MAC) que finalizó en la Plaza de Santa María con la lectura de un Manifiesto por la Cultura en Jaén que consta de 14 puntos desilusionantes.

Si establecemos el 14 como el número ideal de propuestas ahí van las del Colectivo DesFace en su libro Contra el arte y el artista que puede descargar aquí.

MAC3